De nuevo, estoy, soy y respiro

El tiempo nos depara lo inesperado. Yo  siempre creo que estoy en mi derecho de esquivarlo cuando intento esconderme, dar rodeos o decir con eufemismos lo que de otra forma duele. Pero el tiempo es implacable y acaba por destapar el velo de la realidad. Y la realidad es que he terminado la carrera en el plazo estipulado en el plan de estudios, he decidido seguir con mis estudios inmediatamente después, como indica el canon de hoy en día, y, de repente,  me he encontrado con la imposibilidad de seguirlo. Algo se ha roto. Y me he bloqueado.

Toda la vida intentamos, de alguna forma, visualizar un rastro, unas normas, un canon, algo en lo que apoyar y basar nuestras decisiones, ya sea para seguirlo o para ir a contracorriente. Pero esa decisión a veces no depende únicamente de nosotros mismos. La situación, el lugar, el momento, “los agentes externos” que lo llaman  juegan a la ruleta de la fortuna sin que tengamos opción muchas veces a intervenir. Y entonces es de nuevo el tiempo, siempre el tiempo, el que nos otorga algo que quizá se nos había olvidado con tanto canon y tanta norma: la capacidad de decidir por nosotros mismos sin presiones QUÉ o QUIÉNES queremos ser.

Lo he estado esquivando durante los años de carrera, de hecho conseguí esquivarlo hasta que hace bien poco, en una conferencia, me enteré de que el máster que quiero hacer, y la principal razón para haber vuelto a Alemania, no empieza de nuevo hasta septiembre de 2010. Y en esos momentos la ya conocida pregunta “¿qué hago ahora con mi vida?” resonó en mi cerebro con un eco ensordecedor y no hubo canon capaz de contestarla. Fue entonces cuando la presión acumulada hasta ese momento empezó a perder intensidad, y el tiempo me devolvió la capacidad de ver. De ver un abanico de amplias posibilidades por las que decantarme. De ver que el mundo no es plano y que hay vida más allá de acabar la carrera y empezar un master inmediatamente después.

Y lo inesperado es que ahora las posibilidades empiezan a ordenarse solas, así, con el tiempo.

Advertisements

5 thoughts on “De nuevo, estoy, soy y respiro

  1. Thank God que estoy suscrita a Google Reader y me ayuda a ver las actualizaciones de los blogs!!! Welcome back dear!!!

    Qué ilusión leer tu artículo. Our lives run parallel. Yo también estaba encorsetada por la presión de hacer un máster una vez terminada la carrera. Creo que esas sensaciones son virales, las crea el ambiente y no te permiten ver plantearte otras posibilidades. Tú estás en movimiento y eres incapaz de concebir que quizá el mundo esté quietecito y le dé igual esperar.

    Supongo que es propio de gente que, como tú y como yo, quiere dar el máximo y teme perderse algo, pero el tiempo deja una cancha bastante amplia. Disfruta del año, Mannheimer, ya lo irás desplegando.

    Un beso enorme disparado hacia Alemania!!

  2. Cómo envidio vuestras vidas semiencarriladas, yo no consigo ver la luz. Me relajo diciéndome que si la gente encuentra su camino yo también lo haré. Pero quizá yo sea la excepción…jaja

    Besotes Amaya!!

  3. Mai, no estoy del todo segura de que haya conseguido semiencarrilar mi vida jeje, pero el hecho de poder ver más allá de una sola opción que aprieta ayuda bastante. Poco a poco iras viendo las tuyas, y como aún tienes mucho tiempo por delante para decidirte, no te agobies, créenos 😉

    ¡¡Besazos!!

  4. Hola Amaia,

    Jo, no sabia que nos mantenias informados de tu life hasta que por casualidad pinche en tu blog: que alegria!!!
    La verdad es que yo pensaba que tenia todo planeado, todo giraba entorno a mi vida profesional, despues de la carrera trabajar y sacar las oposiociones, despues cambie de opinion y me interese por el master del Instituto Cervantes y ahora por tanto tendria que estar en Madrid y mira donde he ido a parar a un mar de incertidumbre en Edimburgo. Por eso ahora me aferro al estribillo de la cancion “Copenhague” de Vetusta Morla: “dejarse llevar suena demasiado bien, jugar al azar nunca saber donde puedes terminar o empezar. . .”(La vida misma!!!)

    Bueno Amaya despues de contarte mi vida (encima sin ser en verso :-D) me despido, no sin antes desearte lo mejor para tus proyectos y sobre todo se feliz y disfruta del momento!!!!

    Un abrazo muy fuerte,

    Janire

  5. Perdona Amaya (encima voy y escribo mal tu nombre, sorry 😦 )Ha sido de la emoción y que tengo una amiga que lo escribe con i.

    Sorry sorry sorry! Pero bueno ya me conoces. . . y aunque este lejos nunca cambio sigo siendo la misma absent minded de siempre 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s